¿Es real el Squirting?

Blog, ,

Si usted es curioso, no busque más. Hicimos una investigación para encontrar la verdad, por lo que no tiene que abrirse camino a través del caos que es la Internet por sí mismo. 

Respuesta:

¿Real? Sí, y está constituido principalmente de orina.

Eyaculación femenina ó “Squirting”, es algo que usted puede haber oído con los amigos, en la escuela, en el trabajo, incluso visto en el porno o ya sea que quiera probarlo con su pareja. Pero… ¿Es real? ¿Qué es el squirting?

En primer lugar, es importante diferenciar esta idea de “Squirting” y de eyaculación femenina, porque NO SON LO MISMO.

Eyaculación femenina es una pequeña cantidad de líquido blanquecino espeso secretado alrededor del momento del orgasmo. Proviene de las glándulas en el tejido eréctil alrededor de la uretra que son comparables a la próstata masculina, e incluso contiene antígeno prostático específico.

Ahora bien, contrariamente a la eyaculación femenina existe el famoso “Squirting”, el cual a diferencia de la eyaculación femenina, este origina un chorro de fluido de la vejiga y se compone sobre todo de orina. Pero eso no quiere decir que el “Squirting” debe ser una fuente de vergüenza, o que es un signo de un mejor orgasmo.

No está claro por qué sucede a algunas personas – una teoría es que sus contracciones del suelo pélvico son diferentes.

Perder el control de su vejiga (o incontinencia urinaria) durante el acto sexual puede ocurrir también, pero de acuerdo con el Instituto Kinsey , lo más probable es un fenómeno diferente. La incontinencia durante el sexo puede ser causada por una vejiga estimulada, o un suelo pélvico débil. El embarazo puede aumentar las posibilidades de la incontinencia durante el acto sexual, debido al aumento de la presión sobre la vejiga, y la tensión del suelo pélvico. Mientras que algunas mujeres, lo buscan como si fuera un orgasmo oculto que aún tienen que conquistar. 🙄

El Internet está lleno de artículos con consejos para ayudar a la gente logre su “Squirting”, como si cualquier mujer lo pudiera lograr, cuando en realidad, no es biológicamente posible para algunas mujeres. No es necesario probar o justificar su placer a cualquiera. Si se puede o no se puede lograr un “Squirting” abundante no debería ser una fuente de vergüenza.

Hacer feliz a su pareja es una parte importante cuidando siempre la salud de ambos física y mentalmente.