Las experiencias sexuales que tienes que probar sí o sí

Blog, ,

6 ideas que mejorarán tu vida sexual

La vida es demasiado corta, así que ya estás tardando en probar todo aquello que siempre quisiste pero nunca te atreviste o pudiste. Y por si las moscas, aquí van unas cuantas sugerencias de experiencias sexuales de lo más placenteras:

1. Orgasmo oral. 

Muchas mujeres consiguen los mejores orgasmos gracias al ‘cunnilingus‘, ya que supone la excitación directa del clítoris. Fuera complejos y pudores, y si nunca lo has probado, dile a tu pareja que lo haga suavemente, acariciándote la zona con las manos y simulando la penetración con los dedos al tiempo que te estimula con la lengua.

2. Un trío. 

Sí, es un clásico, ¿pero a que aún no lo has probado? Hacer un trío no significa convertirse en una esclava de las orgías, pero puede ser divertido liarte con un par de chicos, o chico y chica, eso ya como tú veas. Una vez que pase el momento incómodo del principio y estés más suelta, prepárate para la diversión. 

3. Sexo tántrico. 

La mayoría de los hombres piensa que son grandes amantes, pero no. La realidad es que muchos no conocen ni la mitad de las artes amatorias que existen y podrían proporcionar el triple de placer a sus parejas. Una de ellas es el sexo tántrico, es decir, aquel en el que la eyaculación se retrasa durante horas para obtener el máximo placer de la relación sexual, que es el objetivo en sí. Después de largas sesiones de caricias, penetración, sexo oral o masturbación, el orgasmo de ambos se multiplica por mil.

4. Orgasmos múltiples.

Que una mujer que se conforma con tener un solo orgasmo en la relación sexual es un pecado, sobre todo porque algunas mujeres estamos biológicamente preparadas para ser multiorgásmicas. Todo depende de la estimulación que reciba y, por supuesto, de las ganas de intentarlo. Es sólo cuestión de práctica y para conseguirlo no hay que parar al tener el orgasmo, debes seguir estimulándote en la posición que estés, seguir jugando y conseguirlo será sólo cuestión de tiempo. Pero ten claro que depende sobre todo de ti, no pretendas que él sea quien te haga sentir placer, búscalo. 

5. Hate sex. 

El hate sex, o lo que es lo mismo, tener sexo con tu pareja estando enfadada con ella, esta de moda. Nota mental: el sexo enfadada es diferente al que se tiene para hacer las paces. Mientras que el último es más: “Oh mi amor, te quiero tanto que no puedo creer que no te acordaras de nuestro aniversario”, el enfadada sería más bien: “¿Te gusta esto idiota?” Y con la excusa del momento, tú le arañas, le muerdes. él te suelta un cachete, y esas cosas. Seréis los mejores amigos el resto del día.

6. El asunto pendiente. 

Has estado enamorada de él desde que lo viste hace cinco años en aquella fiesta. Tonteas un poco, compartiste una copa, o lo agregaste a Facebook y desde entonces la stalkeas… Por aquel entonces él tenía novia y cuando rompieron, tú estabas con alguien. Ahora están los dos solteros, desnudos y compensando años de deseo mutuo y está siendo tan increíble que no piensas esperar otros cinco años para experimentarlo de nuevo. ¿Suena bien, eh? ¡Pues ya estás tardando en enviarle ese mensaje en Facebook!